Arte en línea
CULTURA D.F.  
  MUJERÍO - ROPERÍO
  J A Z Z
  FOTOGRAFI-ARTE
  LETRAS
  => Blanca Estela Roth
  => José Manuel Ruiz Regil
  ReflejArte ¡Siguenos!
  Contacto
Copyright
Blanca Estela Roth

BLANCA ESTELA ROTH

www.blancaestelaroth.com


 Destrozar las Ratas

Conocí a Blanca Roth apenas el año pasado. Sin embargo, hemos encontrado, en el punto donde las miradas se cruzan y las almas se reconocen, que no es la primera vez que nos acompañamos en un cacho de existencia. Y algo que me ha impactado mucho de ella es la certeza que tiene de su oficio. Mientras otros andan intentando poemas, explorando formas, ella se asume poeta y no le queda más que comprobarlo. Poeta en la palabra hablada, en el afecto, en el papel, en la escena. No pierde ocasión para afirmarse y en estos tiempos de crisis multifactorial, macroindustrial y posdebacle, no hay nada más refrescante que tener cerca alguien que enarbole al menos una certeza. Y para constatarlo está este poemario.
 
Destrozar las ratas, editado por VersodestierrO www.editorialversodestierro.blogspot.com  es un canto de asunción y de sumisión a la historia personal, a la vida. Un confesionario de humanidad a flor de verso, manejado con la precisión que el instante amerita. Con una simplicidad –cuando lo exige el poema- enunciativa, lo mismo que con imágenes contundentes de realidad. “Besos. Ojos del alma que mora”. Con esta imagen la poeta Blanca Roth se prende de la piel, y succiona la savia de vida como una sanguijuela, no con cualquier sentido, sino con el de la vista, que es el que más apresa e impronta a la memoria. Plantea paradojas que nacen del revés del sufrimiento “Entristecer me alegra”. Esto en la primera instancia del libro titulada Ruido de silencio. 
 
Enla segunda parte, Estructura de la carne, explora tres escenarios fantasmales. Veladora, es el relato de un deseo del ánima por ocupar de nuevo la materia. Quizás, todo sucede en el escenario mental de la voz narradora, o quizás, sea el testimonio de un acontecimiento metafísico. En Culpa afronta el dilema vocacional versus la comodidad de ignorarlo. Con una voz interior muy exigente; tirana, digamos. Porque la conciencia es suprema y reclama. En Mortaja es claro que la acción sucede dentro de la mente del personaje. Evocaciones, recuerdos, apegos, huellas psicológicas que determinan las acciones presentes y fraguan las, muchas veces, conversaciones que nunca se llevan a cabo, más que en el imaginario, pero que repercuten en la acción y en la construcción de las relaciones con el otro. Plumajes que anticipan los picoteos, los mordiscos, arañazos y las rumias interiores que devienen luego en Destrozar las ratas, última parte y que le da nombre al libro.
 
“Soy yo quien en la carne las palabras forma,
igual que la emoción figura la lágrima”.
 
Pareciera que la escritura de Blanca va comiéndose al olvido. Su poética –lo afirma en diferentes ocasiones- es de recuperación, de rescate, de lucha contra el carterista que visita su cerebro. Sabe que no importaría si no lo hiciera. Pero ha decidido salir a cazar palabras y mostrarlas como trofeo. Para Blanca la escritura es una batalla contra la desmemoria y una reconstrucción de lo olvidado. Un canto de optimismo y de fe, “a pesar de los escombros”, como diría le poeta Oscar Wong. Lo mismo nombra un paisaje urbano, que una tormenta interior; un río desmadrado de emociones y su rellano de paz después de la espuma. Tiene esa cándida simplicidad que le permite cantar al árbol de su casa igual que denostar las obscenidades del poder. No ignora que somos “árboles desnudos”, mas sabe que a su paso, la esperanza crece y la alimenta de libertad, sembrando palabras.
Si el arte de leer poesía consiste en descubrir lo que no está escrito, los versos de Blanca Roth son huellas de lo que ha sido, de lo que tendría que ser, de lo que pudo haber sido.
 
Sorteando entre las instancias del libro a veces las vivencias son tan evidentes y prosaicas, cercanas y cotidianas que enuncian no más que lo que es. Pero a ratos puebla sus palabras un espíritu maestro que insufla luz a la penumbra existencial. Imágenes de la decepción, del desencanto, de la gresca amorosa irredenta, de la cual ha salido victoriosa, como de la vida misma –incluso de la muerte. Estos poemas son evidencia de haber pasado por el mundo. Las heridas son trofeos; los duelos, las más altas certezas; las alegrías, ilusión.
 
Este destrozo roedor será un campo fértil donde pulir la armadura para el siguiente encontronazo con la realidad, para seguir escupiéndole al olvido.
 
En el balcón de la casa
gotea la sangre de cristo
colibrí suspendido
 
No importa ya, Blanca, que esas ratas te carcoman el cerebro, en tanto quede el testimonio en tus palabras, que ya habrá lector que se encargue de roerlas hasta el fin de tus páginas. Felicidades.
 
De foto
 
La parte posterior del camión de la basura es custodiada por cuatro personajes indispensables de la ciudad. El común denominador es la sonrisa. Jóvenes vestidos de oscuro, de pie, junto a una enorme bolsa que gotea detritusy va dejando el rastro del pasado putrefacto en el asfalto. Uno de ellos aferrado al barandal del vehículo en movimiento; al otro extremo otra mujer, y entre ellos una cariñosa y feliz parejita que, abrazados pecho con espalda, como cebollita, se brindan apoyo, compañía, cariño y se dicen secretos al oído.
 
Esta escena me abordó al dar la vuelta en mi bicicleta y no pude más que sonreirme con ellos, decirles que estaban “de foto”, y hacer realidad la imagen, gracias a la facilidad de mi teléfono celular. Su reacción fue de gusto y de sorpresa. Guso espera la imagen en su correo.
 
Hasta la próxima.
 

José Manuel Ruiz Regil

                      

Destrozar las ratas
Blanca Estela Roth

Verso Destierro
Poesía para evolucianarte y ser

Cuando buscamos y no se encuentra la huella
puede ser que no estemos. Nos borramos.

¿Entristezco?
No. Hago acopio y camino. Algo puede
suceder.

La Creación es infinita.


ARTE EN MÉXICO  
  El propietario de ésta página no ha activado todavía el extra "Lista Top"!  
Visita nuestro espacio en FACEBOOK  
   
Publicidad  
   
EDITORIAL  
  ¿Derecha, izquierda, centro?

Como ciudadana consciente, tengo preocupaciones sociales, creo seguir una línea política, tener un pensamiento político. Sin embargo, no pertenezco ni me identifico con ningún partido; el único al cual me siento afiliado es al de la reflexión, de la escritura y de la creación plástica. Y este es humanista e universal.
No puedo abrazar un dogma, una ideología, porque eso pertenece al reino de las relaciones de fuerza. Pero eso sí, tengo principios, unos principios demasiado sencillos posiblemente; intentar conservar la cabeza fría y lo ojos abiertos, no dejarse llevar por la ira, no meter pluma o pincel en hiel o vinagre, causar el menor daño posible en el espacio cívico.
Y dentro de mis posibilidades, aportar, crear y recrear en mi mundo, en el de todos. Siendo fiel al Creador de la vida misma.

Constanza Yáñez
 
CONTACTO  
  reflejarte@prodigy.net.mx  
Facebook  
  ReflejArte Arte en Línea  
Hoy habia 12798 visitantes (22765 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=